Edificio Carlos Pacheco Devia

Dirección
Cra 1 # 18A -10/46/66
País
Colombia
Ciudad
Bogotá
Autor(es)
Arq. Daniel Bermúdez Samper
Propietario
Universidad de Los Andes

MEMORIA DESCRIPTIVA

El edificio W reemplaza al antiguo edificio de Ingeniería de la Universidad de los Andes que presentaba riesgo sísmico y que contaba con alturas libres insuficientes para los nuevos requerimientos espaciales. El nuevo edificio resuelve la demanda de aulas y oficinas, ofrece áreas y alturas superiores a las del edificio preexistente y resuelve interacciones necesarias entre los diversos espacios abiertos y cubiertos del campus y de su entorno urbano.

El edificio propuesto reanuda el diálogo de la Universidad con la ciudad, en su momento truncado por la irrupción del masivo bloque “Mario Laserna”, restableciendo el protagonismo del acceso abierto e ininterrumpido que tradicionalmente conducía desde el eje ambiental de la Avenida Jiménez hacia la cubierta escalonada del Bloque Lleras. Ante este último edificio se pliegan los primeros pisos del nuevo bloque compartiendo plenamente las zonas comunes, de servicio y de circulación. En los pisos superiores, la disposición de columnas de la fachada occidental responde a los intercolumnios del Lleras y las diferentes aperturas y proyecciones de la fachada sur integran la gran plazoleta de eventos que el antiguo edificio de ingeniería omitía. El edificio W procura además mecanismos de integración con la zona alta del Campus. Del quinto piso se extiende un puente cubierto al edificio Mario Laserna y del sexto piso parte un puente que conduce hacia el tradicional sector del “Campito”.

La organización de actividades al interior del proyecto responde al marcado contraste entre los frentes oriental y occidental. Mientras que el primer frente es tranquilo y de visuales recogidas, características necesarias para la conformación de aulas; el segundo es dinámico y cuenta con grandes vistas sobre la ciudad, propiedades complementarias a la configuración de circulaciones comunes. Por otra parte, el recorrido vertical lógico demanda que las actividades educativas permanezcan en los primeros pisos mientras que las oficinas y las actividades administrativas pasen a los últimos.

Frente al precedente edificio de Posgrados de la UJTL, que es funcionalmente similar, el bloque W plantea nuevas estrategias de proyecto: la estructura asciende y diferencia las oficinas de las aulas. Puesto que un punto fijo de circulación exento generaría sobrecostos y porque resulta preciso, además, destinar una franja para circulaciones técnicas verticales, se pasa de la gran vitrina a la caja adherida, empleando dos sistemas de circulación y servicios técnicos imbricados: un punto fijo central y uno lateral.

El material predominante es el concreto visto, que devela la belleza estructural del edificio. El abujardado, que contribuye notablemente a la acústica de cada espacio, permite resaltar la piedra caliza presente en la mezcla y exponerla a la luz para que refleje el sol. Tanto los requerimientos acústicos en aulas como los requerimientos de protección solar en oficinas, demandaron en este proyecto una coordinación técnica exhaustiva que involucró aspectos generales y detalles como bien lo demuestra la configuración de los cielorasos y de los diversos sistemas en su interior, o el trabajo depurado de la ventanería.