Bloques B y L

Dirección
Cra. 1 # 18A -10/46/66
País
Colombia
Ciudad
Bogotá
Autor(es)
Arq. Daniel Bermúdez Samper
Colaboradores
Arq. Diego Buriticá, arq. Jaime Romero, arq. Fabian Medina, arq. Mauricio Medina, arq. Andrés Rodr
Propietario
Universidad de Los Andes
Cálculo Estructural
P & D Proyectos y Diseños Ltda.
Estudio de suelos
Ing. Agusto Espinosa Silva
Instalación hidráulica y sanitaria
Ing. Alvaro Tapias
Instalación eléctrica y telefónica
Ing. Jaime Sánchez
Empresa Constructora
H. Rojas & Asociados Ltda. Prabyc Ing. Ltda (acabados)

Guia Elarca de Arquitectura Tomo 2 – Bogotá Centro Histórico, 2002. Revista Mundo No. 16 – Daniel Bermudez, El Arquitecto De La Luz.
MEMORIA DESCRIPTIVA

El Edificio B, construido a comienzos del siglo XX con un propósito industrial, esta clasificado como de Conservación histórica. Ocupa un lote alargado que recorre una pendiente entre la parte baja y el centro del Campus. Para aprovechar este emplazamiento estratégico, el proyecto propone la integración del Bloque B al sistema de circulación peatonal cubierto y sin barreras físicas de la Universidad de los Andes. Para ello contempla la adición de un ascensor y de una escalera entre una envolvente acristalada que sigue la pendiente del terreno y que se adosa al edificio del modo ligero y traslúcido en que solía hacerlo un balcón preexistente.

Además de respetar la volumetría y los principios de circulación de la construcción original, el proyecto de intervención conserva otras características significativas como la envolvente en mampostería, el ritmo de vanos y la configuración de su cubierta.

El edificio, sin embargo, presentaba una estructura débil, incapaz de resistir movimientos sísmicos e incendios. Por tal motivo fue necesario realizar un reforzamiento estructural de crujía simple mediante apoyos ocultos entre la estructura original y placas de concreto. Gracias a una intervención discreta fue posible dotar cada piso de plantas libres flexibles.

A razón del programa que contempla laboratorios, aulas, auditorios y salas de cómputo, resulta necesario adoptar medidas técnicas avanzadas en un edificio tradicional. Para no reducir las alturas interiores o alterar fachadas, el proyecto propone ductos verticales y cuartos técnicos que permiten el tránsito efectivo de redes y tuberías y que establece un límite espacial entre circulaciones y aulas. Se restauraron igualmente 32 ventanas originales y se realizaron nuevas en aquellos espacios con exigencias acústicas y de protección solar específicas.

Como complemento al bloque B se intervienen simultáneamente espacios contiguos como el recorrido peatonal entre el Edificio Lleras y la Cafetería Central, la zona verde principal y la conexión peatonal cubierta entre la Carrera 4 y los Bloque B y G. El área total de intervención es de 8.740 m².

Contrapunto importante al Bloque B es el nuevo Bloque L que aloja 2 salones de estudio para 92 personas con sus servicios correspondientes y que, por el aprovechamiento de su cubierta, sus características espaciales y materiales continúa los principios de intervención armoniosa y de bajo perfil del Edificio Alberto Lleras. Su altura, menor a la de los edificios preexistentes, procura una mayor amplitud visual y espacial al centro del campus.

La intervención del prado central de la Universidad recrea la condición del lugar antes de 1936. Reemplazando una circulación por el centro del espacio con dos caminos de pinos romerones hacia los costados se crea una gran zona verde de 68 x 36 metros, donde se encuentran los monumentos a Alberto Magno y a los fundadores, y que sirve actualmente como el más importante lugar de reunión al aire libre del Campus.