Biblioteca Pública El Tintal

Dirección
Avenida Ciudad de Cali # 6b – 49
País
Colombia
Ciudad
Bogotá
Area
6650 mt2
Autor(es):
Arq. Daniel Bermúdez Samper
Colaboradores
Arq. Diego Buriticá, Arq. Jaime Romero, Arq. Javier Ruiz, Arq. Fabián Medina, Arq. Mauricio Me
Propietario
Alcaldía Mayor de Bogotá Secretaría de Educación del Distrito Biblored
Cálculo Estructural
Ing. Hernán Sandoval Arteaga
Estudio de suelos
Ing. Luis Fernando Orozco Rojas
Instalación hidráulica y sanitaria
Ing. Rafael Hernández
Instalación eléctrica y telefónica
Ing. Jaime Sánchez
Proyecto acústico
Ing. Gonzalo Durán
Diseño de iluminación
Arq. Maria Teresa Sierra
Empresa Constructora
Consorcio Conconcreto – Cusezar

Artículos del 22 de Junio/99, 29 de junio/01, El Espectador y 23 de Junio en La Revista Ambientes del El Espectador. Artículos en El Tiempo del 22 y 30 de Junio del 2001. Revista Noticreto. Revista AXXIS No. 106 de Septiembre de 2001 y Revista Axxis No.108. Revista Noticreto No.65. Libro de la Bienal del año 2000. Artículo, la Vanguardia del 26 de Diciembre de 2002, Barcelona (España). Revista Arquitecturas No. 9, 2003. Revista Escala – Edición Especial de Bibliotecas 2004. Concreto – Colombia 1994-2004, Arquitectura, Ingeniería, Estética – Asocreto. Archivos de Arquitectura Antillana AAA-19, Arq 2004 Colombia, República Dominicana, Septiembre 2004. Revista Enlace – Arquitectura y Diseño, Año 17 No. 3, Marzo 2007, México / Revista Cromos. El Señor de la Luz. 2007 / Revista Mundo No. 16 – Daniel Bermudez, El Arquitecto De La Luz.

MEMORIA DESCRIPTIVA

La Biblioteca Pública del Tintal resulta de reutilizar una antigua  planta de transferencia de basuras en desuso y de transformar el predio de 5 hectáreas que ocupaba en un parque sobre la Avenida Ciudad de Cali con calle 6ª. El edificio rescatado de la ruina era una nave fabril de 25 metros de ancho por 72 metros de largo con un área total de 3.600 m², distribuidos en dos pisos de considerable altura. Construido con una  sólida estructura de concreto de grandes luces se podía adaptar al nuevo uso potencializando su aspecto robusto e industrial.

Un gran viaducto de 75 metros de largo que permitía la descarga de basura a los compactadores se convierte en el mecanismo para anunciar y dar acceso al primer y segundo piso de la Biblioteca y en un elemento de actividad y mediación con el parque, que se integra a la zona de ronda del Humedal del Burro, para conformar una gran zona verde para el sector.

Puesto que la naturaleza fabril de la construcción original determina la solución propuesta en lo que concierne a forma, distribución y construcción, el nuevo proyecto atiende con especial atención a la adecuación óptima del espacio para la actividad a realizar en su interior, aplicando soluciones innovadoras de iluminación y de ventilación natural.

En el segundo piso, donde se llevaban a cabo los procesos industriales, se creó una gran sala de lectura de siete metros de alto coronada por siete enormes claraboyas que reciben del norte la máxima iluminación natural, sin asoleamiento. Como complemento a las claraboyas, el gran espacio está flanqueado por una secuencia de bolsillos de luz que garantizan óptimos niveles de iluminación. Este espacio cuenta además con dos ventanales que enmarcan de modo selectivo los rasgos más notables del paisaje lejano: la sabana y los cerros de Bogotá; y puesto que las instalaciones y servicios están resueltos al interior de un punto fijo central, la planta está completamente despejada garantizando una absoluta flexibilidad así como una notable amplitud visual y espacial.

El primer piso consta de un gran corredor, delimitado por una secuencia de ventanales y horadaciones circulares, que comunica a diversas dependencias y que remata por un extremo con un auditorio y por el otro con una sala infantil. Conservando los vacíos de las tolvas originales, el edificio cuenta además con un mezzanine para albergar oficinas, la sonoteca y la videoteca.

La cubierta, conforme el carácter fabril de la edificación, consta de vigas metálicas, láminas metálicas onduladas y materiales de alto nivel de absorción acústica. La zona de descargues y de máquinas, que se encuentra fuera del bloque principal,  conduce directamente a la columna central de circulaciones y canalizaciones verticales logrando un máximo de eficiencia. Todo el concreto gris de la estructura original se preservó y los elementos estructurales y arquitectónicos nuevos se fundieron en concreto claro y posteriormente se abujardaron para resaltar el agregado calizo que refleja la luz con gran intensidad.